© ©Argentina Open/Sergio Llamera

Emiliano Massa y Kei Nishikori posan con su trofeo de campeones de Roland Garros Junior en su reencuentro en el Argentina Open.

Nishikori Y Su Bonito Reencuentro Con Massa

Juntos ganaron Roland Garros Junior en 2006 y volvieron a verse en el Argentina Open 2017.

¿Sabías que la conexión argentina de Kei Nishikori se remonta a mucho antes de la llegada de Dante Bottini? Y en el Argentina Open, el japonés pudo reencontrarse con ese pasado. Después de ganar en su debut al local Diego Schwartzman, alguien le esperaba en la zona de jugadores.

Allí estaba Emiliano Massa, con quien ganó el título de dobles junior en Roland Garros 2006. Sus caminos llevaron caminos opuestos después de aquella victoria. Para el argentino, las constantes lesiones le obligaron a una retirada prematura a los 23 años mientras que para Nishikori ese título había sido sólo el principio de una carrera de récords y más récords en su país.

“Los dos primeros partidos casi los perdimos”, recordaba Massa en la web del Argentina Open. “Además casi no hablábamos inglés y hablábamos poquito”. Se asociaron por casualidad y de ahí salió una linda historia que terminó en título.

“Lo que más recuerdo es su velocidad. No solo para trasladarse, sino también cómo salía la pelota de su raqueta. La tocaba y la bola salía despedida muy rápido. Impresionaba su aceleración”, apuntó el argentino al site del torneo disputado en Buenos Aires.

Once años después, Nishikori y Massa se encontraron de nuevo. “Estoy muy orgulloso de tu progreso… ¡Eres número cinco del mundo!”, le decía en español al japonés, que sonreía. Con un largo trayecto en coche desde Formosa, su localidad y lugar en el que sigue vinculado al tenis, Massa quiso sacarse una foto con alguien que admira.

Para Nishikori, el reencuentro también fue muy especial. “Con él compartí mi recuerdo más bonito de mi época júnior, donde gané un Grand Slam junto a él. Fue un gran momento para nosotros”.

“Emiliano es una persona extremadamente buena y amable y aunque no nos habíamos visto en diez años, ha sido muy bonito poder charlar con él. Lamentablemente tuvo muchas lesiones, tuvo que dejarlo muy pronto pero ha sido muy lindo poder verle. Los recuerdos han vuelto de inmediato”.

Más Historias como esta