© Getty Images

Federer: “Me Estoy Divirtiendo Mucho”

Después de conquistar Indian Wells, el suizo habló de todo. Incluso del porqué Stan Wawrinka lo llamó "estúpido" en la premiación.

Roger Federer está disfrutando tanto del tenis a sus 35 años, que su vitalidad fue capaz de dibujarle una sonrisa a Stan Wawrinka a pesar de las lágrimas que mostró al subir a la tarima de premiación en el BNP Paribas Open luego de perder la final. “Quiero felicitar a Roger”, dijo justo antes de mirarlo. “Se está riendo, es un estúpido”. Stan explotó en carcajadas al igual que todo el estadio.

Roger cumplió su objetivo. “Estaba tratando de animarlo. Él lo sabe. Lo estaba mirando, como diciéndole ‘estarás bien’. Lo miré y le regalé una sonrisa. Muy a menudo me dicen así, cuando no hay cámaras. Pero es la primera vez que llaman estúpido en una cancha”, explicó en rueda de prensa. ¿Cómo? Sonriendo. En 2017 parece no tener una emoción más fuerte que la alegría.

Ganar su Masters 1000 No. 25 y su segundo título del año logra ese estado de ánimo. “Sigue el cuento de hadas del regreso que ya he mostrado en Australia”, asegura el suizo, que se impuso 6-4, 7-5 en la final para conseguir la vigésima victoria sobre su compatriota. ¿Cómo fue su día antes de conquistar por quinta vez el BNP Paribas Open? Él mismo responde.

“Me desperté, desayuné, estiré mi cuerpo e hice algunos ejercicios básicos. Eso es parte del calentamiento de estos días, nunca solía hacer todo eso. Pero me hace sentir mejor. Traté de terminar mi calentamiento dos horas y media antes de mi partido que era después de la una de la tarde”.

También Podría Interesarle: Federer Agranda Su Leyenda En Indian Wells

“Esperé mientras terminaba la final de mujeres. Fui por un poco de comida sólo para no estar muriendo de hambre en caso de que mi partido también fuera de tres horas (duró 1h21m). Luego vendé mis tobillos probablemente una hora antes. Calenté y ya estaba listo”, añade Roger, que con el título desplazó a Rafael Nadal del sexto puesto del Emirates ATP Rankings.

“No estoy tan sorprendido como en Australia, pero aún así esto es una gran sorpresa para mí por ganar aquí de nuevo y vencer a los jugadores que vencí y en la forma en que lo hice. Inicio de año enorme para mí. El cambio es dramático en comparación con el año pasado. Me siento genial”.

Su próxima parada será el Miami Open, donde llegará a 16 participaciones a pesar de no haber jugado en las últimas dos ediciones. Además, allí se consagró campeón en 2005 (d. Nadal) y en 2006 (d. Ljubicic), justamente luego de consagrarse una semana antes en Indian Wells. ¿Podrá repetir la hazaña?

“Me estoy divirtiendo mucho. Ganar crea mucha energía buena. Pero sé lo difícil que es ganar títulos consecutivos de Indian Wells y Miami. Como sabemos en Masters 1000, los cuadros principales son brutales desde el principio. Y al mejor de tres sets, los márgenes son pequeños. Además, habrá más humedad y viento. Ya veremos”.

 Ver Repeticiones Completas

Más Historias como esta