© Buda Mendes / Getty Images

Nicolás Jarry espera al favorito No. 13 Diego Schwartzman en la segunda ronda del Miami Open presented by Itaú.

"Toda Mi Vida He Trabajado Para Estar Aquí"

Nicolás Jarry firmó en Miami su primera victoria en un ATP Masters 1000

Un chico espigado de casi dos metros, con media melena rubia y procedente de Chile, superaba la fase previa de Roland Garros 2017 de una manera discreta, con ropa comprada de su propio bolsillo y sin prácticamente atención mediática cuando aún rondaba el Top 200 del Ranking ATP. Apenas han pasado unos meses de aquella experiencia en la que se presentó al mundo, pero ya está en el No. 65 del mundo y con su primera victoria en un ATP Masters 1000 en el bolsillo.

El jugador nacido en Santiago hace 22 años se impuso en la primera ronda del Miami Open presented by Itaú a Cameron Norrie por 7-6(3), 6-2 en una hora y 22 minutos. "Estoy muy feliz de haber ganado mi primer partido acá, es mi primera victoria en un ATP Masters 1000", arranca su valoración Jarry en su tercer partido en un torneo de esta categoría (1-2).

"Estoy muy contento de haber sacado adelante un partido muy difícil contra un jugador que devuelve muchas pelotas, que juega con mi velocidad y que además es zurdo", analiza sobre un rival que no era el que esperaba. Y es que la baja de Federico Delbonis dejó una plaza al británico. "Estoy contento de haber podido jugar bien en los momentos importantes", revela.

El chileno fue definitivo con su servicio, con el que llegó a conectar un saque a 136 mph (218 km/h). "Había un lado en el que tenía el viento a favor, lo pude aprovechar bien. No me complicó y ojalá pueda seguir sacando así", afirma tras sellar un 78% de los puntos que puso en juego con su primer saque y salvar las dos opciones de break que concedió. "Saqué muy bien. Estaba muy nervioso antes del partido, pero pude controlar la situación y ganar el tie-break del primer set".

La Pista 1 de Crandon Park fue un hervidero de compatriotas que apoyaron el estreno de Jarry en los Masters 1000. "Hubo un ambiente muy bonito", reconoce el chileno. "Había chilenos por los cuatro lados del estadio. Gente que está siempre ahí, también amigos, familiares… eso lo hace más bonito, aunque también me hace ponerme más nervioso".

Todo esto es parte de un proceso de crecimiento meteórico que nació sobre la arcilla parisina el pasado verano. "Fue una bonita semana en Roland Garros donde me di cuenta de que estaba jugando al nivel de todo el mundo. Ahora lo he estado comprobando, es bonito estar jugando así. Toda mi vida he trabajado para estar en este lugar, compitiendo contra los mejores y de igual a igual".

Pero el rendimiento de Jarry tendrá un duro test en segunda ronda ante el favorito No. 13 Diego Schwartzman. "Es de los mejores jugadores que está jugando hoy en día", indica antes de medirse por segunda vez este curso al argentino. "Empezó el año tremendamente bien, ganando Río. Nos conocemos y será un partido muy duro, porque él juega muy bien en pista dura. Ya hizo cuartos de final en el pasado US Open lo hizo muy bien".

¿Una receta para seguir avanzando en Miami? "Voy a tener que estar muy sólido, agresivo, tratando de jugar bien los puntos, sobre todo muy concentrado porque va a ser otro duro partido más. Lo conozco un poco más y espero que vaya mejor", sentencia uno de los jugadores de moda del ATP World Tour.

También Podría Interesarle: Del Potro: "Ya Habrá Tiempo De Celebraciones"
Más Historias como esta