© Rafa Nadal Academy by Movistar

Nadal y Moyà, siguiendo el partido de Munar.

Nadal, Un Apoyo De Oro Para Munar

El No. 1 del mundo estuvo animando en la grada al joven #NextGenATP durante la primera ronda de la previa del Abierto de Australia

“¡Vamos, Jimbo!”

La voz que sonó en la grada de la pista 14 del Abierto de Australia no fue la de una persona cualquiera. Disputando su partido de primera ronda en la fase previa del Grand Slam que abre la temporada en Melbourne, Jaume Munar se sorprendió al ver llegar a Rafael Nadal para apoyarle desde la tribuna durante su victoria contra el italiano Andrea Arnaboldi, al que se impuso por 6-2 y 6-4.

Los inesperados ánimos del No.1 del mundo acompañaron al #NextGenATP Munar, que seguirá adelante en la segunda ronda de la previa intentando la clasificación para el cuadro final del Abierto de Australia, y quizás de nuevo con el aliento de Nadal.

“Tener a Rafa al lado es muy especial para mí”, explicó Munar a ATPWorldTour.com después de su victoria, en el restaurante de jugadores del torneo. “Hoy mismo no me esperaba que viniera. Sé que para él es muy complicado estar ahí en medio de toda la gente y aún así se acercado”, añadió el mallorquín. “Nos llevamos muy bien y tengo una gran relación con todo su equipo también. Aquí hemos ido a cenar muchos días juntos. El tenis es un deporte individual y es un apoyo muy grande para mí que Rafa esté en la grada. Es alguien cercano a mí. Hoy ha sido un punto de apoyo más que una presión añadida”.

Nadal, que se paseó por el corazón de Melbourne Park con una toalla tapándole la cabeza para pasar un poco desapercibido, no tuvo ningún problema en hacerse fotos con todos los aficionados que esperaron pacientemente en cada descanso del partido para subir por el lateral más alejado de la pista 14, con el objetivo de compartir un momento con el español. Con la paciencia habitual, el mallorquín cumplió con todos sus fans mientras veía ganar a Munar y confirmaba en directo su progresión.

A los 20 años, Munar dio un paso importante en 2017 al regresar de Barcelona a Mallorca, volviendo a casa para entrenarse en la Rafa Nadal Academy by Movistar, el impresionante centro de trabajo que el balear inauguró en octubre de 2016 en Manacor, una referencia mundial a día de hoy.

“Lo más importante es el tema familiar, estar cerca de los míos”, reconoció Munar sobre su decisión de mudarse. “En Barcelona no estaba despistado, pero sí pensando en muchas cosas. Mis amigos, vivía solo… era más fácil dispersase”, insistió. “En Mallorca tenemos un ritmo de vida muy distinto a Barcelona. Soy un chico muy nervioso, me cuesta mucho estar quieto, así que esa tranquilidad es importante para mí. Volver a Mallorca me ha obligado a estar más centrado en lo que tengo que estar”.

Precisamente, en la academia de Rafa, Munar entrena bajo la supervisión de Tomeu Salvà, uno de los mejores amigos del campeón de 16 torneos del Grand Slam que en la actualidad ejerce como técnico en el centro.

“Tomeu es una persona que me aporta tranquilidad”, confesó Munar. “Y tenísticamente hablando sabe muchísimo. Él vivió el momento que estoy pasando yo, estando sobre el 200 del mundo de la clasificación, así que su experiencia vital es importante. Y además ha pasado con Rafa toda la parte buena del tenis. Por eso, me puede ayudar en muchas cosas”.

“Jaume se ha emocionado cuando ha visto entrar a Rafa en la pista”, confesó Salvà, entrenador de Munar y amigo del No. 1 mundial desde que ambos eran pequeños. “Y también a Nadal le apetece seguir su evolución, y no solo porque Munar esté en la academia. Rafa se involucra con los jóvenes, y además Jaume es de la tierra, de Mallorca. Aquí ha tenido la oportunidad de ver un partido suyo y evidentemente la ha aprovechado”.

La relación entre Nadal y Munar, que jugaron juntos dobles en el circuito ATP World Tour en Hamburgo 2015 (cayeron en la primera ronda contra Simone Bolelli y Fabio Fognini), se ha mantenido siempre muy viva. Por ejemplo, cuando Munar ganó el Open Castilla y León Villa de El Espinar, un Challenger que se celebra en Segovia, lo celebró mordiendo el trofeo de campeón, como suele hacer Nadal con sus conquistas.

También Podría Interesarle: Campeón #NextGenATP Por Primera Vez En Un Challenger: Jaume Munar

Si sigue mostrando el tenis que exhibió en su primer partido en Melbourne durante el primer día de competición, es muy posible que Munar pueda morder más trofeos a lo largo de 2018, un año clave en su carrera.

“Desde hace seis o siete meses, me he dado cuenta de que el tenis es mi vida, mi trabajo, mi día a día”, explicó el mallorquín, que se ha decidido a aparcar temporalmente sus estudios para centrarse al 100% en la raqueta. “Creo que este semestre será el último que haga de estudios porque me tengo que centrar en lo que hago. No quiere decir que deje de lado el querer aprender, pero el hecho de examinarme me hace estar intranquilo. Estaba estudiando económicas y lo he aparcado ahora, aunque el día de mañana seguro que podré retomarlo”, avisó el actual 188 del Ranking ATP.

Ahora, Munar ha puesto mucho empeño en la fijación por los detalles, que al final son los que terminan marcando la diferencia. La vuelta a casa, un salto de nivel en sus entrenamientos, la llegada de los resultados… todo esa suma ha lanzado al mallorquín hacia un momento dulce, el que está viviendo en Australia.

“Había muchos detalles que no hacía bien”, apuntó Munar. “Por ejemplo, he cambiado cosas de mi alimentación y he adelgazado mucho. Siempre he sido muy competitivo, mentalmente muy bueno, pero es cierto que me faltaban armas desde el fondo de la pista, me costaba un poco más generar golpes para el tenis moderno”, radiografió. “Nos hemos fijado mucho en cambiar esas cosas y en posicionarme un poco más metido dentro de la pista”, subrayó. “En este momento, justo ahora, estoy muy seguro de lo que estoy haciendo. He encontrado la manera de ser mejor y tengo las ideas muy claras. He conseguido que los partidos dependan de mí”.

En las primeras semanas de 2018, Munar tiene algo claro: ya ha encontrado el camino a seguir.