© ATP/Peter Staples

Andy Murray batió a David Ferrer por 11ª vez en 17 encuentros en París el sábado.

Murray, A La Final En Bercy

El británico derrota a Ferrer y jugará mañana por el título contra el vencedor del Djokovic-Wawrinka.

Romper sus propias barreras. Eso consiguió Andy Murray en París-Bercy. El británico venció 6-4 y 6-3 a David Ferrer en una hora y 35 minutos y jugará la final en el último Masters 1000 de la temporada, donde nunca antes había pasado de cuartos de final. La victoria permitió a Murray clasificarse para su final número 16 de Masters 1000, la séptima de 2015. Así, el británico peleará mañana por el título contra el ganador el encuentro que disputarán a continuación Novak Djokovic y Stan Wawrinka.

Tras ganar en Múnich, Madrid, Queen’s y Canadá, Murray persigue mañana su quinto título de 2015, que sería también el tercer Masters 1000 que logra este curso. Al número 3 del Emirates ATP Ranking todavía le quedan por disputar dos citas importantes del calendario: las Finales Barclays ATP World Tour y la final de la Copa Davis, que le enfrentará a Gran Bretaña contra Bélgica en unas semanas.

Murray y Ferrer se habían enfrentado en 16 ocasiones, con un balance de 10-6 para el británico (11-6 ahora). El alicantino, que consiguió en París-Bercy el único título de Masters 1000 que tiene en su currículo (v. a Jerzy Janowicz en 2012), logró remontar una desventaja en la primera manga (pasó de 1-3 a 4-3), pero no fue capaz de confirmar esa reacción, cediendo el parcial inaugural contra su férreo rival, que apenas concedió una tregua en los largos intercambios sobre los que se construyó el cruce.

En el segundo set, el español se colocó con ventaja (3-1) que Murray recuperó inmediatamente. Ambos oponentes discutieron el encuentro con golpes profundos desde el fondo de la pista, sumidos en cara a cara constante del que salió vencedor el británico tras arrebatar de nuevo el servicio de Ferrer (4-3 y servicio) y cerrar el partido tras volver a quebrar el saque de su oponente.

Más Historias como esta