©

Karen Khachanov es el octavo jugado que entra en el Top 100 en 2016.

Estrellas Del Mañana: Karen Khachanov

La estrella #NextGen y su entrenador Galo Blanco reflexionan sobre su ascenso al Top 100 del Emirates ATP Rankings

Karen Khachanov se mantiene a algunos metros de la línea de fondo, preparándose para recibir un primer saque. La ansiedad del público se siente cuan niebla sofocante de presión y expectativas, pero el joven Karen ni se inmuta. Está tan metido en el momento, que si miras de cerca, se pueden ver raíces creciendo de las piernas del joven de 17 años hacia los cimientos del Estadio Olímpico.

Punto de break. Convierte este y saca por el partido. Pero no es solo un partido normal. Un puesto en los cuartos de final del evento de casa en Moscú está en juego. En el No. 808 del Emirates ATP Rankings, tan solo es el segundo evento profesional a cualquier nivel. Su rival, Janko Tipsarevic, es el tercer favorito, campeón de 2011 y ex Top 10. ¿He mencionado que Karen tiene tan solo 17 años?

Sepa más sobre jugadores #NextGen

Se lanza un saque a 194 km/h a la T. La respuesta de Karen es devastadora. Da un paso a su derecha y lanza un resto paralelo de derechas. La bola choca contra el muro con un golpe seco. Juego, Khachanov. La quemada cancha dura grita, la grada grita, el mundo de tenis está gritando. Un torrente de adrenalina está apunto de derramarse mientras alza el puño hacia su banquillo. A dam of adrenaline is on the verge of spilling over as he gives a subdued fist pump to his box. Se pasea hasta su asiento, su concentración se fija en el próximo objetivo: sacarlo hacia delante.

Cinco puntos más tarde, Karen grita.

El estadio irrumpe en un gemido ensordecedor mientras su hijo nativo se convierte en el primer jugador de 17 años que alcanza unos cuartos de final de un evento ATP World Tour en seis años. La legendaria banda de heavy metal rock Deep Purple actuó la semana siguiente en el Estadio Olímpico y existe la posibilidad de que los ecos de los aficionados del tenis siguiesen oyéndose.

Vea: Conociendo A Karen

El Ascenso De Karen Al Top 100
Para muchos talentos en desarrollo, el éxito inmediato a una edad tan temprana es una plataforma de lanzamiento que lleva a wild cards en grandes eventos, mientras el jugador se lanza directamente hacia camino acelerado hacia la fama. Para Karen, sin embargo, era importante permitir madurar su juego a su manera, mientras confiaba en el proceso. Su éxito en un gran evento era un merecido bocado de lo que iba a llegar.

“Había expectativas y sentía que después de alcanzar los cuartos de final iba a ser más fácil batir a muchos jugadores en el ATP World Tour, pero no fue así”, dijo Khachanov en una entrevista exclusiva con ATPWorldTour.com “No estaba preparado para hacerlo de un modo más consistente. Es por eso que me constó más encontrar mi juego y jugar mejor. Solo tienes que pasar por las etapas y creer que lo superarás. Algunos tardan más en llegar, algunos van más despacio”.

Khachanov, que celebró su 20 cumpleaños hace dos semanas, se ha convertido en el último jugador Next Generation en entrar en el Top 100 del Emirates ATP Rankings. Dos años y medio después de anunciarse por primera vez al mundo del tenis, el ruso ha llegado. Armado con un arsenal de armas letal, presidido por una feroz derecha y un saque imponente, ha visto como su puesto en el Emirates ATP Rankings subía cerca de 150 puestos en el último año. Alcanzando el No. 98 tras una semifinal en el evento ATP Challenger Tour de Prostejov, República Checa, la única dirección va hacia arriba para nacido en Moscú.

“Es estupendo, porque he logrado un pequeño paso en mi carrera. Espero que hayan mayores objetivos y que los logre también. Es un gran inicio alcanzar la cima del tenis masculino. Me motiva para trabajar más y mejorar. No me suele gustar hablar de objetivos. Prefiero concentrarme en el trabajo que tengo que hacer y luego ya veré lo que he logrado y lo que me compensa.

“He estado más concentrado en superar las etapas por mí mismo sin las ayudas de wild cards (a eventos ATP World Tour). Estoy intentando ir paso a paso. Ha sido un proceso largo. El año pasado, gané tres títulos Futures seguidos y luego mi primer Challenger en Estambul y mi ranking subió. Este año, estoy jugado torneos más grandes”.

La confianza de Khachanov en el proceso le ha hecho viajar por el mundo en el ATP Challenger Tour desde su gran actuación en el VTB Kremlin Cup, amasando 50 victorias en 15 países. Su primer título llegaría en las canchas duras de Estambul el año pasado, remontando un set para eliminar al máximo favorito Sergiy Stakhovsky en la final, antes de lograr una segunda corona en la arcilla de Samarkanda, Uzbekistán (v. a Ramirez Hidalgo).

Ahora con base en Barcelona, Khachanov ha pasado dos años bajo la tutela de Galo Blanco en la 4Slam Tennis Academy. En abril, el jugador diestro de 198 cm entró en la previa del evento ATP World Tour 500 en su ciudad adoptiva y luchó en un par de encuentros de tres sets para asegurarse un puesto en el cuadro principal. Luego, un gran momento llegó. El jugador de 20 años logró su primera victoria en el cuadro principal del ATP World Tour desde su gran actuación en Moscú en 2013, batiendo a Aljaz Bedene. Pero Khachanov no se contentó con eso. Un días más tarde, lograría otro hito al eliminar al No. 17 del Mundo Roberto Bautista Agut para lograr un puesto en la Ronda de 16. Para ello tuvo que trabajar duro en otro choque de tres sets para lograr su primera victoria ante un Top 20.

“Fue un gran resultado. Me sentí genial ganando un partido a nivel ATP de nuevo. Tuve las mejores sensaciones en ese momento. Mentalmente estaba preparado para el partido y estuve pensando que tenía que manterme calmado y no permitirme emociones negativas. Eso es lo que hice, incluso cuando perdí el segundo set. Seguí hacia adelante y logré la victoria. Fue la mayor victoria de mi carrera”.

Blanco dice que es solo el principio de una gran carrera de su pupilo y piensa que con trabajo duro continuado y madurez, nada puede detenerle.

“El objetivo que tenemos es ser mejor cada día y luego el resto llegará”, comentó Blanco, ex entrenador del No. 9 del Mundo Milos Raonic. “Es muy humilde y amigable. Un chico divertido. Al final, lo bueno es que hay sitio para mejorar en todas las áreas de su juego. No ha jugado muchos torneos grandes aún. porque quiero que pase por todos los niveles y ganarse su ránking ganando en todas las superfícies. Espero que cuando empiece a jugar grandes torneos tenga el nivel para competir con todo el mundo”.

Los Ojos En La Carretera
Khachanov, que idolatra a Juan Martin del Potro y a su compatriota Marat Safin por su carisma, agresividad y potencia, siempre está intentando mejorar dentro y fuera de la cancha. Camino de lograr un título en educación física, asiste a las clases online de una Universidad deportiva rusa mientras está en la carretera en torneos y entrenando en Barcelona. Mientras comprende que su carrera de tenis es su prioridad más alta, el hijo de un hombre de negocios internacional (padre Abgar) y una neuróloga (madre Natalia) admite que no hay garantías en la vida y lograr una buena educación es esencial.

“Durante los torneos leo y estudio, pero no es muy difícil. Es importante tener un título. Quiero educarme y aprender más obre el cuerpo. Lo hago por mí. Me ayuda un poco en mis entrenamientos. He estudiado biología y es importante conocer tu cuerpo”.

Ahora, incluso con flamante nuevo puesto en el Top 100 del Emirates ATP Rankings, Khachanov permanece concentrado en el proceso. Un par de eventos en el ATP Challenger Tour en Moscú y Poprad Tatry, Eslovaquia, esperan, seguidos por una segunda aparición en la previa de Wimbledon.

Uno de las seis estrellas #NextGen en el Top 100, junto a Nick Kyrgios, Alexander Zverev, Borna Coric, Taylor Fritz y Kyle Edmund, ya está deseando participar en batallas futuras ante el resto del contingente. El Grupo #NextGen también incluye compatriotas y su buen amigo Andrey Rublev, que entrena en la misma academia en Barcelona. Khachanov comenta que, aunque todo el mundo tiene su propio camino, suele utilizar el éxito del resto del grupo como una motivación para trabajar incluso más duro.

“Todos tenemos nuestro propio estilo y tengo mis ventajas y debilidades en las que tengo que trabajar. Me motiva, porque, con suerte, competiremos los unos contra los otros. Me alegra que lo estén haciendo bien, pero esepro qeu todos podamos estar más cerca posible de la cima pronto”.