© ATP World Tour/Getty Images

Flashback 2014: Djokovic Gana Su Tercer Título Consecutivo

La semifinal de Federer contra Wawrinka fue uno de los partidos del año

No es frecuente que se recuerde una edición de las Nitto ATP Finals por una semifinal. Pero eso es exactamente lo que ocurrió en 2014.

También es cierto que no hubo partido por el campeonato ese año. Después de llevarse una épica victoria en semifinales sobre su compatriota Stan Wawrinka, un partido para la historia del torneo, Roger Federer se vio obligado a retirarse con una lesión en la espalda antes de pelear por el título con Novak Djokovic.

"Siempre damos el 100%", dijo Djokovic. "Estoy seguro de que si pudiera haber jugado, lo habría hecho. Así que le deseo lo mejor en su recuperación. No podemos culparlo. Nunca te gusta ganar por retirada, especialmente en estos grandes duelos contra rivales especiales. Pero ha sido así".

Federer tuvo poco tiempo para recuperarse después de un maratón de dos horas y 48 minutos contra Wawrinka. Una dura batalla en el horario estelar de Londres, un duelo candidato a ser el mejor partido que se haya visto jamás en The O2. El thriller terminó cuando Federer se impuso 4-6, 7-5 y 7-6 (6).

Wawrinka estaba terminando un año de ensueño, tras conquistar su primer trofeo de Grand Slam en el Abierto de Australia y la primera corona ATP World Tour Masters 1000 en Montecarlo. En su su segunda aparición en las Nitto ATP Finals, se clasificó para las semifinales después de derrotar a Tomas Berdych y Marin Cilic.

Federer, por su parte, competía por una séptima corona en el evento final de temporada y contaba con un récord de 3-0 en la fase de grupos, incluida una victoria por 6-1, 6-0 ante Andy Murray.

Algo mágico se produjo cuando Federer y Wawrinka pisaron la pista. Los márgenes fueron estrechísimos durante todo el partido, con un puesto en la final en juego. Después de que Wawrinka se llevase el primer set, Federer respondió de manera implacable en el segundo.

Wawrinka no se rindió y cuando arrancó el tercer set, rompió de inmediato y ese quiebre le impulsó hasta el 5-4, donde tenía la oportunidad de sacar por el triunfo. Pero Federer tuvo la última palabra, salvando tres puntos de partido en ese juego y, finalmente, un cuarto en el siguiente desempate, antes de imponerse.

Wawrinka intentó el saque y volea en los tres puntos de partido que dispuso con su raqueta, y Federer le pasó dos veces. Una volea sublime sellaría la victoria para el seis veces campeón. La grada estalló en aplausos.

Pero, agotado física y emocionalmente, Federer no pudo recuperarse a tiempo de un choque muy exigente. Anunció su baja de la final apenas unas horas antes del partido del domingo y ello convirtió a Djokovic en campeón.

En cuanto al serbio... Ciertamente no es la forma en la que hubiera querido ganar, pero Djokovic se marchó de Londres con el trofeo por tercer año consecutivo. Dominó la fase de grupos, perdiendo tan solo nueve juegos combinados antes de una victoria de tres sets sobre Kei Nishikori en las semifinales.

Con el título, se unió a un club de élite para convertirse en el primer jugador en ganar tres coronas consecutivas de las Nitto ATP Finals desde Ivan Lendl en 1985-87 (Ilie Nastase también lo consiguió).

"No soy uno de esos jugadores que celebra este tipo de victorias, pero tengo que hacer balance de toda la temporada", agregó Djokovic. "Este trofeo es la guinda a todos los logros que tuve este año. Esto es mérito de mi equipo, de todas las personas que me apoyaron en todo momento. Estoy muy feliz de poder acabar aquí y terminar con este trofeo".

Un título que puso fin a una campaña impresionante con el No. 1 a final de año y los trofeos en Indian Wells, Miami, Roma, Wimbledon, Pekín y París.