©

Mira las mejores jugadas del triunfo de Kevin Anderson sobre Roger Federer en CF de Wimbledon. Foto: Getty Images. Video cortesía de Wimbledon. No disponible en Reino Unido, EE.UU., Italia, Austria, Alemania, España y Sudamérica.

Un Épico Anderson Remonta A Federer En Wimbledon

Levantó dos sets a cero para presentarse en semifinales en Londres

Después de un paseo triunfal, donde fue devorando rivales sin compasión, Roger Federer se medía este miércoles a un jugador, sobre el papel, con el juego necesario para ponerle en aprietos. Y ese rival al otro lado de la red no defraudó. Kevin Anderson, que salvó un punto de partido, acabó remontando dos sets a cero al suizo por 2-6, 6-7(5), 7-5, 6-4, 13-11, en cuatro horas y 13 minutos.

El sudafricano rememoró una proeza que hasta entonces en Wimbledon sólo había logrado el francés Jo-Wilfried Tsonga. En la edición de 2011, el helvético acabó entregando su encuentro de cuartos de final cuando dominaba dos sets arriba por 6-3, 7-6(3), 4-6, 4-6, 4-6.

Se trata de la segunda presencia en semifinales de un Grand Slam para el No. 8 del Ranking ATP. En la pasada edición del US Open ya tuvo la oportunidad de disputar la final (p. con Rafael Nadal).

Federer volvió a pisar la Pista 1 tres años más tarde. Desde que lo hizo el miércoles 8 de julio de 2015 frente al francés Gilles Simon. En aquella ocasión, también se trató de una ronda de cuartos de final, pero desde entonces no había vuelto a jugar un partido lejos de la Centre Court durante 19 partidos consecutivos.

La historia entre el suizo y el sudafricano dibujaba un decorado de lo que podía ser el duelo en el All England Lawn Tennis and Croquet Club. Los ocho sets que habían disputado en los cuatro enfrentamientos previos, siempre fueron a parar al mismo lado, al de Federer.

Y en Londres todo parecía llevar el mismo rumbo hasta que Anderson despertó y propuso la mayor batalla que el suizo ha tenido que enfrentar desde que se despidió en las semifinales de 2016 ante Milos Raonic también en cinco sets.

El principal cabeza de serie no permitió a Anderson darle tiempo a tomar la temperatura al partido. En el primer juego desarticuló la mejor arma del sudafricano: el servicio. Con un break abrió el choque para adelantarse 2-0. Con 16 puntos ganados de los 17 que puso en juego con su saque, el No. 2 del Ranking ATP no dio una opción al resto a su rival. Y un break más sirvió a Federer para asegurar la manga por 6-2.

Pero Anderson logró lo que nadie hasta entonces en esta edición. El No. 8 del mundo fue el primer jugador capaz de romper el servicio de Federer, terminando con una racha de 85 juegos seguidos ganados con su saque. Convirtió la primera oportunidad de break que tuvo para escaparse 3-0 en el segundo set.

Sin embargo, la alegría duró poco. El de Basilea reaccionó de inmediato. Aquel pareció ser el estímulo que necesitaba para marcar la distancia con su rival. Con tres juegos consecutivos puso de nuevo orden en la segunda manga (3-3). Sin grandes porcentajes con el servicio (25/40 Federer y 26/40 Anderson), el tie-break fue el juez.

A pesar de que el de Johannesburgo firmó dos puntos más en total (39-41), Federer consiguió su set número 300 en Wimbledon y se quedó a sólo uno de las semifinales. En su tercera oportunidad cerró la segunda manga en el desempate (7-5).

De nuevo Anderson tomó el protagonismo logrando algo inédito: arrebatarle un set a Federer. El primero lo hizo salvando un punto de partido con 5-4 y ventaja para el suizo. Pero salir ileso de aquella situación le dio confianza para sumar otro quiebre y confirmar con su servicio la prolongación del encuentro.

En el cuarto set repitió la proeza. Para entonces había afinado su raqueta y desplegó los mejores minutos sobre el césped inglés, mejorando los números al servicio hasta el 86% con su primer saque, 16 golpes ganadores y tan solo dos errores no forzados.

Los servicios tomaron el mando en el set definitivo. Ceder un break era sinónimo de entregar el partido y ambos lo sabían. Si Anderson presentaba un 85% con su primer servicio, Federer elevaba el nivel hasta un 84%. Y ese temido quiebre se produjo de la mano del sudafricano, que terminó con 28 aces, para cerrar el partido por un épico 13-11.

Ahora espera en semifinales al ganador del choque entre el cabeza de serie No. 9 John Isner y el canadiense Milos Raonic.

¿Sabías que…?
Kevin Anderson sumará 300 victorias en su carrera si es capaz de presentarse en la final de Wimbledon. Después de ganar a Federer ya tiene 299 en su casillero.