© Elsa/Getty Images

Robert Farah (der) y Juan Sebastián Cabal llegaron por primera vez a semifinales del US Open antes de caer con Mike Bryan y Jack Sock.

Las Adversidades De Farah Hacia El Top-10

Una década después de estar dando clases de tenis en Estados Unidos, el colombiano de 31 años está entre los mejores doblistas del mundo.

Después de llegar a las semifinales del US Open 2018, Robert Farah irrumpió por primera vez en su carrera en el Top-10. Para ser exactos, ascendió hasta la casilla No. 9 del ranking individual de dobles, un puesto por encima de su eterno compañero Juan Sebastián Cabal por tener un torneo menos. Primera vez que Farah se ve tan arriba en este escalafón y primera vez también que se descubre por encima de Cabal.

“Él (Juan Sebastián) está muy contento por mí, al final es un logro de ambos. Todo lo hemos hecho juntos, y creo que se vienen muy buenas cosas mientras que la salud lo permita. Al final lo más importante es seguir trabajando para jugar todo el año y sabemos que vamos a estar más arriba en el Ranking ATP si seguimos compitiendo así”, aseguró Cabal en conversación con ATPWorldTour.com.

Colombianos mejor ubicados en el Ranking ATP

Jugador
Puesto
Año
Modalidad
Robert Farah

2018
Dobles
Juan Sebastián Cabal

2018 Dobles
Santiago Giraldo
28°
2014
Individuales
Iván Molina
40°
1976
Individuales
Jairo Velasco
46° 1982
Individuales
Alejandro Falla
48°
2012
Individuales

El dato estadístico cobra más fuerza al echar un vistazo al esfuerzo del colombiano para llegar hasta allí. Farah, nacido en Montreal en 1987 pero criado en Cali mucho antes de adquirir consciencia, ni siquiera figuraba en el Ranking ATP hace una década. En 2008, era el flamante campeón nacional del NCAA Championship representando a la Universidad de Carolina del Sur, donde al mismo tiempo estudiaba economía.

En aquellas épocas de universitario, también trabajaba en los veranos como profesor y cobraba 40 dólares por clases individuales. Su sueño, en todo caso, era volver al profesionalismo. Lo cumplió en 2010 después de ganar el NCAA Championship por equipos en las últimas dos temporadas. Sus logros en Estados Unidos sirvieron como impulso para catapultarlo hasta el No. 163 del Ranking ATP de individuales en 2011. Al mismo tiempo estaba mejor ubicado en el escalafón de dobles por su protagonismo ascendente con Cabal.

Y esa circunstancia se pronunciaría con el tiempo. En 2012 terminó como el No. 207 en individuales y como No. 64 en dobles. Entonces en 2013, el dobles se convirtió en la única prioridad para ambos. Y los frutos empezaron a llegar a fuerza de trabajo. Después de perder cuatro finales (una haciendo dupla con Santiago Giraldo) se estrenó como campeón ATP con Cabal en Río de Janeiro 2014. Pero la lucha por irrumpir en una élite aún más exclusiva no fue para nada fácil, especialmente por las lesiones.

También Podría Interesarle: Federer: El Titán De Los Tie-breaks

Una de muñeca lo apartó de las canchas por casi tres meses en 2014. Y otra en la espalda lo afectó otros tres meses en 2017 justo cuando estaba junto con Cabal en puestos de clasificación para las Nitto ATP Finals y justo cuando ocupaba la casilla No. 26 del ranking individual de dobles. Pero en 2018 no ha habido impedimento físico que aleje a Farah de sus objetivos individuales y de los comunes con Juan Sebastián. Curiosamente, a esta altura del año nunca habían ganado tan poquitos títulos en una temporada.

Pero a diferencia de otros cursos, nunca habían obtenido tantos puntos ATP y tanta figuración en grandes escenarios. Farah y Cabal se impusieron en Roma para reclamar el primer título ATP Masters 1000 del equipo. Además, alcanzaron su primera final de Grand Slam en Australia y sus primeras semifinales en el US Open. También fueron subcampeones en el ATP Masters 1000 de Cincinnati. ¡Todo en un año!

“Estoy muy contento de por fin estar Top-10, el camino ha sido bastante largo. Los obstáculos más grandes han sido las lesiones que me han privado de poder seguir en la dirección que iba durante el año, pero la virtud mía fue la de no rendirme y la de tener resiliencia. Además, traté de rodearme del mejor equipo posible y tener la confianza de que lo estaba haciéndolo bien”, agregó el diestro de 31 años.

Por eso, actualmente son el segundo mejor equipo del 2018, por lo que están cerca de sellar su primera clasificación a las Nitto ATP Finals en noviembre. Gracias a estos resultados también Farah pudo irrumpir por primera vez en el Top-10 del ranking individual de dobles. No desfallecer ante las adversidades trae sus frutos. Y Robert Farah es la prueba viviente.

Más Historias como esta