© Henk Koster

Goffin Se Venga De Dimitrov En Rotterdam

Tras perder dos veces seguidas contra el búlgaro, el belga consigue la victoria y llega a las semifinales en el torneo holandés.

David Goffin había caído dos veces seguidas con Grigor Dimitrov en 2017 (Abierto de Australia y Sofía), pero evitó hacerlo una tercera en los cuartos de final del ABN AMRO World Tennis Tournament de Rotterdam. El belga superó por 6-4, 1-6 y 6-3 al búlgaro en un encuentro de dos horas y 16 minutos y accedió a semifinales, revolviéndose tras no haber ganado nunca a su oponente (0-3 en el cara a cara).

Dimitrov llegaba al encuentro en pleno estado de gracia, con una sola derrota este año (en semifinales del Abierto de Australia contra Rafael Nadal) y dos títulos en apenas dos meses de temporada, los conseguidos en Brisbane y Sofía. Sin embargo, Goffin supo cómo frenar al número 12 del Emirates ATP Rankings en Rotterdam, ganando la primera manga del partido y resistiendo después de perder la segunda para acabar imponiéndose en la tercera. 

Goffin salvó 11 de los 13 puntos de rotura a los que se enfrentó (como su rival), pero consiguió unos números ligeramente mejores. El belga disparó un 63% de primeros servicios, ganó un 73% de los puntos que disputó con su primer saque y amarró la victoria logrando dos puntos más que su contrario. Dimitrov ganó 98 y Goffin 100, una diferencia que reflejó la igualdad del encuentro en todo momento. 

Su rival por una plaza en la final será Pierre-Hugues Herbert. El francés sorprendió 6-4 y 7-6(3) a Dominic Thiem, segundo cabeza de serie de Rotterdam, en una hora y 23 minutos de juego. Herbert, número 109 del Emirates ATP Rankings, nunca se había medido con Thiem, pero en el torneo holandés lo hizo estrenándose a lo grande para alcanzar la penúltima ronda desde la fase previa, que debió superar antes de alcanzar el cuadro final.

Herbert se mostró muy seguro al servicio. El francés disparó un 80% de primeros saques, consiguió un 85% de puntos con ese primer servicio, un 83% con segundo y anuló las 3 bolas de break a las que se hizo frente durante todo el partido. En consecuencia, Herbert solo cedió 9 puntos al saque, una estadística tremenda para Thiem.

El austríaco no pudo imponerse al francés, que bajo el techo de la pista de Rotterdam se mostró infalible a manos de su mejor golpe: el servicio, la pesadilla de Thiem durante toda la noche en el duelo entre ambos.